TRADUCTOR

miércoles, 11 de abril de 2012

LA VOZ A TI DEBIDA

No quiero que te vayas
dolor, última forma
de amar. Me estoy sintiendo
vivir cuando me dueles
no en ti, ni aquí, más lejos:
en la tierra, en el año
de donde vienes tú,
en el amor con ella
y todo lo que fue.
En esa realidad
hundida que se niega
a sí misma y se empeña
en que nunca ha existido,
que sólo fue un pretexto
mío para vivir.
Si tú no me quedaras,
dolor, irrefutable,
yo me lo creería;
pero me quedas tú.
Tu verdad me asegura
que nada fue mentira.
Y mientras yo te sienta,
tú me serás, dolor,
la prueba de otra vida
en que no me dolías.
La gran prueba, a lo lejos,
de que existió, que existe,
de que me quiso, sí,
de que aún la estoy queriendo.





Pedro Salinas (Madrid, 1891-1951)

2 comentarios:

ŜhЄrezάđξ dijo...

Hubo alguna vez un tiempo donde de verdad no dolía??

Besos

Gilberto Cervantes dijo...

Tu verdad me asegura que nada fue mentira...Bellisimo poema!!

LLevo rato husmenado entre los rincones de este blog que me encanta por sus letras e imagenes.

Te sigo sin dudarlo Ferchuline!!

Las puertas de mi blog estan abiertas para cuando quieras llegar.

Saludos y se feliz