TRADUCTOR

sábado, 9 de octubre de 2010

TU VOZ


Emboscado en mi escritura
cantas en mi poema.
Rehén de tu dulce voz
petrificada en mi memoria.
Pájaro asido a su fuga.
Aire tatuado por un ausente.
Reloj que late conmigo
para que nunca despierte.

4 comentarios:

Marlene dijo...

"Reloj que late conmigo
para que nunca despierte"

Bellísimo! me quede sin palabras
Un beso
Mar

ROSALIA dijo...

Breve e intenso, así me gustan.
Besos wapa.

NORMA dijo...

Opino que su brevedad no le resta belleza a estos versos...
un saludo maja.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Hay voces que son tan de terciopelo, que adormecen...

Saludos y un abrazo.