TRADUCTOR

domingo, 27 de junio de 2010

METAMORFOSIS


A veces desearía
transformarme en objetos
cotidianos,
humildes,
olvidables,
sencillos.

Ser una lapicera.

Escribir de tu mano
un poema amarillo,
como los girasoles
del arcángel de Arlés
que estallan de verano.

O dibujar palabras...
«simple como un anillo»
extendiendo silencios
como los de Neruda.

Por otras, desearía
ser nieve y ser espuma,
y ser mar,
y ser viento,
y ser sol,
y ser bruma.

Y a veces me lo creo
convirtiéndome en cosas
que derrotan distancias
para cuidar tu sueño.

Pero es todo tan leve...

Mas hay algo que es cierto,
al escuchar tu risa
del alma de las rosas
me convierto en el dueño.

7 comentarios:

Eva Magallanes dijo...

¡Me ha encantado Ferchu!... está dicho con una sencillez que engrandece las palabras (justamente, simple como un anillo) y su sentido es muy poético: dejar de ser, abandonar este cuerpo y esta conciencia humana... genial me parece eso de ser una lapicera y muy hermosa la referencia a Van Gogh.
Cariños!

Eva Magallanes dijo...

Me olvidé!
Te invito a:
http://www.elsurnuestro.blogspot.com

AMOR dijo...

cuando estas enamorado, te conviertes en la cuatro estaciones del año y estas se derraman con tus caricias, tus besos y tus deseos sobre la otra persona
Yo me siento afortunada ya que siento caer sobre mi piel los sentimientos y sensaciones de mi bella amada.
Besazos preciosa y que nunca dejes de sentir y de transmitir.

Keiza dijo...

Es muy bonito lo que dice, aunque no lo comparto. Yo siempre prefiero seguir siendo mujer, que así cuando me toque, lo hará de verdad y no con la desgana que sujetamos una lapicera :D

Un abrazo.

Ezequiel Rego Mendez dijo...

:S yo tambien quiero ser una lapicera ! :(

Oscuro dijo...

bellas palabras que se vuelven imagenes :)

Carlos Leiro dijo...

Escribir de tu mano
un poema amarillo

bellisimo