TRADUCTOR

miércoles, 2 de septiembre de 2009

AUTOPSICOGRAFIA


El poeta es un fingidor.
Finge tan completamente
Que hasta finge que es dolor
El dolor que de verdad siente.


Y quienes leen lo que escribe,
sienten, en el dolor leído,
no los dos que el poeta vive
sino aquél que no han tenido.


Y así va por su camino,
distrayendo a la razón,
ese tren sin real destino
que se llama corazón.

2 comentarios:

Ignacio dijo...

El poeta finge hasta cuando tiene la razón, el poeta regala estrellitas de colores para otros fingidores.
Bs.

Acuarius dijo...

oléeee