TRADUCTOR

martes, 19 de enero de 2010


Cada vez más presente.
Como si un rayo raudo
te trajera a mi pecho.
Como un lento, rayo lento.
Cada vez más ausente.
Como si un tren lejano
recorriera mi cuerpo.
Como si un negro barco negro.

3 comentarios:

Lunhe dijo...

Lo que escribes es cada vez más sentido. Me encanta :)

Besicos.

Lol-it! dijo...

Cuantas sensaciones con tan pocas palabras, Fer!

Besotes =)

Ignacio Reiva dijo...

Una verdadera maravilla. Cuando las letras se realizan surgen los silencios. Un gran beso.