TRADUCTOR

martes, 4 de agosto de 2009

QUISIERA SER TU PREDILECTA ALMOHADA


Quisiera ser tu predilecta almohada

donde de noche apoyas tus orejas

para ser tu secreto y ser las rejas

de tu sueño: dormida o desvelada

ser tu puerta, tu luz cuando te alejas,

alguien que no trató de ser amada.

Huir de la ansiedad que está en mis quejas,

poder a veces ser lo que soy, nada,

no tener nunca miedo de perderte

con variación y honda infidelidad,

jamás llegar por nada a concederte

la tediosa y vulgar fidelidad

de los abandonados que prefieren

morir por no sufrir, y que no mueren.

4 comentarios:

Lunhe dijo...

Hermoso, fue excelente eso.
Un besico, me gustó mucho.

Luis dijo...

muy lindo

Ignacio dijo...

Entre rejas los sueños también se escapan, hay tanto miedo a la infidelidad, que se pierden la vida amando a la persona equivocada.

Este poema más que leerse se siente, y no duele el saber que no eres nada, sabiendo como escribes, amando letras.
Un abrazo.

Caro dijo...

Siii que bien lo has expresado...

Ahora que me acuerdo ya te habia visitado yo una vez...

Un abrazo.